Posted by : Pablo Buydid miércoles, 26 de octubre de 2011

Digámoslo sin rodeos: ¿por qué tenemos que negar a nuestros estudiantes usar los recursos que les resultan habituales, a los cuales están acostumbrados, los que les resultan cotidianamente utilizables?


Es innegable que existen profesores que mantienen una actitud negativa hacia varias propuestas, cuando estas podrían abrirles puertas muy interesantes. Veamos un poco más...


En casi todas las reuniones de comienzo de clases, en algunas coordinaciones y reuniones de evaluación, en reuniones con padres, aparecen opiniones sobre qué prohibir y como dejarlo claro: No celulares, No computadoras, No Facebook, Twitter ni otra red social en clase de informática, No ceibalitas en clase (sí, sí, aunque les parezca increíble, lo escucho en muchas clases). Todo docente es conciente que todas estas cosas plantean desafíos. Es difícil mantener una clase en orden y productiva con la interrupción de celulares, muchachos/as distraídos en internet, etc. Pero también sabemos que la negación de recursos que son de uso normal en alguien, produce resultados contrarios a los esperados. En el caso de herramientas de entretenimiento y comunicación, decir NO a tantos recursos corta las manos creativas de muchos estudiantes en muchas áreas de estudio.


El rol del docente.

La labor del docente no pasa solamente por enseñar la materia. Es más, hoy en día esa tarea ni siquiera es la primordial. Un docente ha de ser capaz (entre otras tantas cosas) de contagiar al grupo para que alcance objetivos y pueda sacar conclusiones por sí mismo. Las enseñanzas descubiertas por uno mismo cobran un valor impresionantemente más grande que cuando se imponen por otro. El docente es el guía en esta etapa. Pero cuando el docente cambia el NO por la posibilidad de experimentar con distintos recursos, las clases no solo se vuelven más amenas, sino que puede sacar resultados grandiosos.


Es cierto, no es simplemente permitir dichas herramientas. Es saber proponerlas con un enfoque educativo. Son varios los profesores que han permitido el uso de celulares, música, computadoras, redes sociales, persiguiendo un objetivo previamente planteado, y esto permite a los estudiantes entusiasmarse con la tarea. Requiere reglas, pero son más aceptadas cuando hay cierto margen de acción en el uso de recursos "naturales" en el jóven.


Una educación más divertida.

En las clases en las que los estudiantes han de usar celulares para confirmar cuentas electrónicas, o subir fotos (o compartirlas por Bluetooth), se respira un aire muy animador entre los estudiantes. Proponer clases en las que se utilicen juegos en una computadora para aprender, se nota la diferencia entre aprender por imposición y aprender por experimentar. Los resultados son obvios.


Abundan los juegos educativos hoy en día. Leo a menudo sobre juegos para escritorio, dispositivos móviles y plataformas educativas en las cuales el juego involucra una enseñanza de calidad. Los docentes hemos de aprender a sacar provecho de estas propuestas para emplearlas eficazmente en nuestras clases.


Aunque debe haber un control en lo que se hace y no se hace en un aula, no podemos ser los malos que entramos a clase a imponer toda una lista de NO SE PUEDE... Más bien, evaluar qué cosas pueden ser oportunas para mi materia, de modo que mis estudiantes se sientan atraídos hacia la experimentación y puedan aprender de un modo divertido. La educación no tiene que ser aburrida. A veces ese es el gran problema en la frustración de muchos estudiantes.


Estos días, hemos estado trabajando Multimedia con algunos grupos. Estamos conociendo herramientas en línea para retoque gráfico, por ejemplo Pixlr. En este caso puedo afirmar todo lo anteriormente mencionado: me bastó mostrar unas líneas generales sobre el uso de la aplicación... luego los estudiantes tuvieron la libertad de experimentar dos horas completas, música en el ambiente de por medio, y crearon diseños muy bonitos, empleando diferentes técnicas a medida que probaban, borraban, intentaban nuevamente... y la clase se realizó con un órden admirable.


La educación logra cosas gratificantes, si la mezclamos con un toque apropiado de diversión.


Alumnos diseñando con Pixlr

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

Blog Archive

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -