Posted by : Pablo Buydid sábado, 4 de febrero de 2012

Comunicarse es natural en los seres humanos. Pero se vuelve un desafío en muchas situaciones. Hoy que contamos con herramientas y medios de comunicación por doquier, podríamos pensar que comunicar es fácil. Pero somos complejos, y lamentablemente a veces no comunicamos de la manera que sienta bien a quienes queremos llegar.

Twitter se ha planteado como una herramienta muy versátil en las comunicaciones de estos últimos años. Es rápida, llega a un gran público, es popular, es ágil de mantener. Por eso muchos comunicadores, profesionales, periodistas, etc. lo emplean para difundir su mensaje. Pero como sabemos, está basada en mensajes de 140 caracteres como máximo, lo que plantea buena planificación para decir lo correcto. Además, muchos sienten la tentación de caer en formas incorrectas de comunicar a través de esta red.

Comunicación amigable.

Ante todo, hay que tener en cuenta que en las redes sociales mantenemos las mismas conductas sociales y la educación que aprendemos en la vida cotidiana. Muchos asumen que las redes sociales permiten ser nuestra vía de escape para decir cosas que no diríamos en persona. Y no es así.

Twitter es también conversacional. No debemos olvidar esto. Quienes usan Twitter han de esperar retorno de parte de sus followers. Pero deben estar dispuestos a mantener la conversación siempre que sea posible. Por supuesto, es un desafío en el caso de ciertas personas con muchos seguidores, pero el esfuerzo (razonable) es importante. A nadie le gusta comentar algo y no recibir respuesta. Cultivar un correcto balance entre lo que escribimos, atender respuestas de nuestros seguidores, ofrecer y promover retweets, provoca una eficiencia destacada en nuestra comunicación. Por sobre todo, un estilo conversacional rompe los muros del formalismo, hace más humana la comunicación y atrae el interés de quienes nos siguen.

¿Podemos ofrecer un servicio, producto, promover una marca teniendo en cuenta esto? Por supuesto. Abundan ejemplos de quienes usan Twitter con simpleza, manteniendo un tono conversacional y amable al tiempo que dirigen a su público hacia lo que desean mostrar. Profesionales que cuentan historias relacionadas a su profesión, organizaciones que explican actividades, periodistas que anticipan noticias o discuten temas en la red.









Ejemplos de cómo atraer la atención a una noticia en Twitter.

En estos se tiene en cuenta un objetivo, como escuchar un programa, o ver un canal determinado. Plantear una invitación a un tema de interés al público que nos sigue, genera una respuesta positiva de parte de estos.


La planificación es importante.

El tiempo no nos sobra. Quizá ahí esté uno de los puntos fuertes de Twitter: comunicar en pocos segundos. Esto hace que nuestra planificación de lo que queremos comunicar sea precisa. Algo que podemos tener en cuenta:


  • Plantear una pregunta que despierte interés en un tema

  • Comentar una noticia que enfoque la atención a un enlace

  • Dar una breve descripción de un contenido en internet (o lugar físico) al que queremos dirigir.

También es bueno preguntarnos cuál es nuestro objetivo, cual es la idea central de nuestro mensaje, a qué público va dirigido. Por supuesto, si contamos con el tiempo necesario, podemos seguir usando otros tweets para desarrollar una comunicación fluída, "conversar", demostrar que somos personas, y no maquinitas de enviar mensajes. Contar historias es importante también.

Comunicaciones frías: van al fracaso

Usar Twitter solo como un feed de noticias, esperando que este funcione de modo automático, sin tomar nota de lo que nuestros seguidores opinan, es una actitud que nos llevará al fracaso de nuestra comunicación, además de hacernos perder nuestro tiempo. Olvidarnos que somos personas en la red, puede provocar lo anterior. En general, nos sentimos atraídos por las buenas costumbres de quienes nos rodean. Tener presente eso nos ayudará a atender nuestra forma de comunicar.

2 Responses so far.

  1. La comunicación es al pensamiento lo que el nacimiento es a la gestación. Es el final del proceso. Tal como un bebé saludable refleja un embarazo bien cuidado, nuestra comunicación es el espejo cabal de nuestro pensamiento.

    Si no contamos con una forma estructurada de pensar antes de comunicar, nuestra comunicación mostrará ese desorden, esa falta de riqueza de nuestras ideas.

    No ablo unicamente de los errores de ortografía que a todos alguna vez se nos hescapan.

    Me refiero más bien a la articulación de párrafos, a la selección de sustantivos y verbos que armonicen, a la corrección y hasta a la elegancia del estilo.

    Esto no se logra solo atendiendo a las formas, aunque ellas obviamente se deben guardar. Se logra con contenidos que tienen tanta fuerza que buscan por sí mismos, como el torrente su cauce, la forma de llegar a otros y arrollarlos con genialidad, hacerlos reír, llorar o aun mejor: pensar.

    Pensemos bien. Pulamos las ideas en diálogo con nosotros mismos, y no habrá forma de dar a luz monstruosidades.

    Las buenas ideas son siempre bien paridas.

  2. Gracias por tus aportes, Pablo!
    Espero todos podamos disfrutar de una comunicación placentera y sustanciosa.

    Un abrazo!!

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -