Posted by : Pablo Buydid miércoles, 6 de abril de 2011

Frecuentemente surgen entre colegas y padres charlas relacionados a la educación. Por supuesto, es un tema común, siempre pasa con nuestras actividades. A veces incluso abusamos de nuestro tema conversacional y lo llevamos hasta nuestro hogar, y cuesta sacarlo a un lado para buscar temas distintos.


Pero en este caso, que aplica, es bueno poder considerar puntos en los que podamos meditar favorablemente. Hace algunas horas conversaba con la directora y propietaria de uno de los centros, contentos ambos por los adelantos que se han ido obteniendo en el camino. Sé que cuesta trabajo llevar adelante un emprendimiento educativo privado, no es tarea fácil y los escollos en el camino pueden desanimar. Por eso es bueno destacar los logros, y plantearse la continuidad en el apoyo de cada uno de los que formamos parte de una familia educativa en particular.


Mucho escucho y tomo nota sobre la situación en la enseñanza en el Uruguay. Por supuesto que podemos mejorarla. Aunque eso depende mucho de todas las partes, y en un sistema tan complejo como el que tenemos entre manos, no supone tarea fácil. Sí es un poco más abordable trabajar en pro a un cambio en entornos privados, cuando se cuenta con mentalidad positiva y bien orientada. Y aunque no se trata de derrumbar puntos fuertes de la educación pública (en la cual me formé) es razonable pensar que los tiempos han cambiado, y la educación privada ofrece respuestas a situaciones del presente. Sobrepoblación de centros educativos, motivación a estudiantes, asistencia de los profesores, selección apropiada de estos últimos, recursos que pueden renovarse con menos trámite, compromiso de todas las partes, son algunas de los items que pueden ponerse sobre la mesa para meditar.


He tenido el gusto de trabajar tanto en liceos privados como públicos. Y me he sentido a gusto en ambos escenarios. También puedo darme el tiempo de escuchar a muchos estudiantes conversar sobre lo que va pasando en los lugares donde estudian. Sumado a ver por mis propios ojos las labores de quienes trabajan en ambas situaciones, puedo destacar la labor de estos centros privados en los que se brinda un trato muy humano y amigable a sus estudiantes. Estos cuentan con herramientas apropiadas para su estudio, no solo materiales. Por ejemplo, en la conversación de hoy tomábamos nota de la renovación completa de la sala de informática con computadoras que han sido estrenadas por los estudiantes de este año, compra de nuevos materiales para el laboratorio de química y el de física, así como el mantenimiento edilicio permanente. Pero también cuenta con grupos reducidos lo que logra un relacionamiento más atento entre el profesor y el estudiante. El material para estudiar está disponible a través de distintos medios (hoy hemos terminado de dar forma a la biblioteca digital en el sitio web de dicho instituto), el seguimiento a las situaciones de cada estudiante es más abordable y el ambiente que se respira es agradable.


Sin duda hay más puntos para conversar en este sentido, pero algunos no son temas para exponer aquí.


Imagen0886__.jpg




Technorati :

Del.icio.us :

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -