Preparativos de clase


Si hemos visitado tiendas y supermercados estos últimos días (al menos en Uruguay) habremos notado como ya están instaladas las ofertas de útiles escolares y liceales. Es que ¡las clases están realmente próximas a comenzar!
Para muchos el inicio de clases puede ser fuente de stress, tanto para estudiantes como para profesores y padres. Pero hoy quiero detenerme en algunas cosas a tener en cuenta para que padres e hijos puedan comenzar a planificar este nuevo inicio de clases. La lista podría ser larga, así que voy a escribir sobre algunos puntos específicos que me han sido de utilidad durante estos últimos tiempos.

La planificación previa.

Si bien la compra de los útiles escolares supone un gasto muchas veces considerable, también ofrece la oportunidad de poner a toda la familia a enfocarse en el comienzo de clases. Muchos supermercados y papelerías ofrecen un folleto de ofertas con los diversos artículos que tienen disponibles. Sentarse en familia a escribir una lista de útiles o marcar en el folleto aquellas cosas que le serán de utilidad es un buen incentivo para comenzar. Y es importante que los niños y jóvenes participen de dicha actividad. La guía de los padres en esta etapa también importa, ayudándolos a ver qué cosas le serán útiles de verdad, al tiempo que aprenden a manejar un presupuesto específico.

Programación del año.

Aunque los horarios definitivos que nuestros jóvenes tendrán, serán dados recién luego del comienzo de clases, podemos comenzar a planificar a grandes rasgos el horario de cada día, o una especie de planificación semanal. 
  • ¿A qué hora se levantarán?
  • ¿Qué tareas realizarán en la mañana?
  • ¿A qué hora es más práctico hacer la tarea?
  • ¿Cuál es la hora en que marcharán a dormir?
Es importante comenzar a atender el descanso antes de comenzar las clases. Muchos estudiantes comienzan las clases siguiendo aun un horario de vacaciones y les cuesta mucho llegar a clase despejados para rendir como se espera.
En este punto es buena idea armar juntos una grilla preliminar (se ajustará más adelante) con los horarios básicos y se podrá poner en un lugar visible.

Descanso y Alimentación.

Es un punto importante que no quiero dejar sin incluir. Hay hábitos básicos que no podemos dejar de inculcar y promover en nuestros hijos. Por un lado el descanso apropiado. Un joven debe descansar (dormir) al menos 8 horas seguidas durante la noche para tener un correcto desarrollo físico e intelectual. La falta de descanso afecta directamente el rendimiento y la capacidad de retener ideas y participar activamente en clase. Es importante ser claros en esto y establecer como padres el horario correcto de descanso en nuestros hijos. Grandes enemigos de esta labor son la TV, la computadora, el celular y las consolas de videojuegos, por lo que siempre recomiendo que no estén instalados en el cuarto del jóven. Muchos de ellos que llegan prácticamente dormidos a mis clases argumentan que se pasaron gran parte de la madrugada jugando videojuegos en el cuarto. 

Es importante comenzar a atender el descanso antes de comenzar las clases. Muchos estudiantes comienzan las clases siguiendo aun un horario de vacaciones y les cuesta mucho llegar a clase despejados para rendir como se espera.

Por otro lado, la alimentación no es un tema menor. Durante las etapas de estudio los estudiantes necesitan mucha energía para procesar lo que aprenden, preparar lecciones y realizar sus actividades físicas. Y una de las comidas más importante es el desayuno. Luego de al menos 8 horas de descanso, en las cuales el cerebro gasta mucha energía procesando información, no podemos permitir que la mente del jóven se concentre y aprenda sin una fuente de energía. Esta se obtiene de alimentos saludables. Por eso es importante incluir en la rutina diaria un correcto desayuno, con alimentos saludables como lácteos, cereales y frutas (por supuesto, debe atenderse el caso de aquellos jóvenes que tengan intolerancia a ciertos alimentos, para sustituirlos por otros). Alimentarse bien contribuirá a un buen desempeño y capacidad de aprender de nuestros jóvenes.
 
Falta poco para comenzar. Y espero que juntos, en familia, todos podamos aportar a la educación el lugar que se merece.

domingo, 26 de febrero de 2017
Posted by Pablo Buydid

Buscando raíces hasta el Líbano

Esta semana va terminando con detalles interesantes. Mucho tiempo me he preguntado sobre los orígenes de mi familia. Simplemente por curiosidad, esa curiosidad de saber un poco más el lugar de donde venimos, qué tierra pisaron nuestros antepasados, cuales eran sus verdaderos nombres.
Tengo que agradecer a una prima que se interesó en llevar la curiosidad a un nivel más. Somos descendientes de Libaneses, aunque según historias familiares, había algo de sirios discurriendo por nuestros genes. Así que esta prima decidió consultar a la Embajada del Líbano en Uruguay para salir de dudas... y ayer recibí un mensaje de mi padre, con el fruto de dicho trámite.

Resulta que mis bisabuelos tenían el apellido Chedid (no Buydid como se nos apellida actualmente). Emigraron a Sudamérica en 1905. Incluso pude conocer de qué ciudad provenían: Andaket. Así que finalmente somos efectivamente descendientes de libaneses.

Simplemente conocer un poco mis raíces en ese aspecto, es algo que me hizo viajar al pasado

Estoy cómodo y tranquilo en Uruguay. No es que esté pensando cosas alocadas. Simplemente conocer un poco mis raíces en ese aspecto, es algo que me hizo viajar al pasado, incluso con la ayuda de Google hacer un viaje rapidito hasta las calles de Andaket y sus alrededores. Se siente especial. Es parte de la vida de uno, aunque no haya podido mezclarme tanto con la cultura de ese lugar del mundo.

Foto y mapa: Google Maps


domingo, 29 de enero de 2017
Posted by Pablo Buydid

Leer en vacaciones

En más de una oportunidad me he encontrado con gente que dice que no lee en vacaciones, y un poco en broma otros comentan que se toman vacaciones de todo, incluso lectura.
Es bueno ver, sin embargo, la gran cantidad de gente que acude a las librerías durante los días de vacaciones (o previos a estas) para comprar algunos ejemplares con el fin de sentarse en casa, en la playa o bajo un árbol y disfrutar de una buena lectura.
Pero esta tendencia lamentablemente no tiene tanta notoriedad en un gran grupo de gente jóven. A muchos niños no se les ha inculcado el gusto por la lectura. Además, el entorno nos lleva en esa línea: la lectura no tiene tanta cabida en un mundo donde la música es fácil de digerir, el entretenimiento es artificial y los libros se cambian por TV.
Desarrollar en nuestros niños la sana costumbre por la lectura tiene beneficios a corto y largo plazo. Y el tiempo de vacaciones es también una buena ocasión para poner empeño en eso.

Los beneficios de la lectura.

A diferencia de la TV en que las imágenes están impuestas ante nuestros ojos, y el foco de atención está directamente adelante, un libro fomenta en un niño el desarrollo de su imaginación. Imaginar escenas, situaciones, lugares y personajes, dejan huella en la mente de los niños, que son saludables para otras tantas tareas.
La imaginación también se relaciona con la capacidad de plantear respuestas creativas a situaciones cotidianas y problemas simples que se pueden presentar en el diario vivir.
Por otro lado, se ha relacionado la costumbre de la lectura regular con el buen rendimiento escolar. Lo cual es lógico: la lectura es base del aprendizaje permitiendo conocer y dominar el lenguaje, adquiriendo conocimientos y grabándolos en la mente. También influye en la capacidad de expresarse, explicar correctamente un tema en clase y hasta desarrollar sentimientos y emociones que lo hacen mejor persona.
La lectura nos conecta con el mundo de una manera singular y nos brinda herramientas para interactuar con el entorno de un modo más creativo.


No hay que esperar a que el niño o niña aprenda a leer o comience la escuela. Desde muy temprana edad, acercar libros coloridos a los pequeños y leérselos, fomentará en ellos el deseo de disfrutarlos a medida que crecen. 

Pero esta actividad debe cultivarse. ¿Cuándo es el mejor momento? No hay que esperar a que el niño o niña aprenda a leer o comience la escuela. Desde muy temprana edad, acercar libros coloridos a los pequeños y leérselos, fomentará en ellos el deseo de disfrutarlos a medida que crecen. Los beneficios que se mencionaban arriba no solo se harán presente durante la etapa de niñez y juventud, en las etapas de aprendizaje, sino también en la etapa adulta. Los frutos de la lectura influirán en las relaciones humanas, en la educación adquirida para distintas aplicaciones, en la competencia para la realización de las más diversas tareas.
Así que si somos padres, hacemos bien en incluir libros en nuestra lista para comenzar las vacaciones. Y si somos jóvenes podemos trazarnos un plan de lectura para las siguientes semanas. Como el alimento físico nos hace sentir bien día a día, la lectura nos hará sentir satisfechos en nuestro desarrollo mental y emocional.
 

miércoles, 25 de enero de 2017
Posted by Pablo Buydid

Todos los alumnos son distintos: adaptarse en un salón de clases

Una tarea que puede suponer dificultades para un docente, es cómo evaluar efectivamente a cada uno de sus alumnos. Un docente puede plantear un criterio y aplicarlo en el aula. Pero conforme va conociendo a sus estudiantes se dará cuenta que no todos aprenden del mismo modo, no todos reaccionan a los mismos estímulos. Y cada uno presentará sus fortalezas y debilidades en diferentes áreas.
Hoy tuve la oportunidad de conversar abiertamente de estos temas en una de mis últimas clases de informática. Está terminando el año escolar y con la entrega de los parciales finales, muchos estudiantes que han iniciado el período de secundaria este año se encuentran frente a los lógicos temores de la evaluación.

No todos los estudiantes trabajan igual

Una de las cosas que hay que tener bien claro: no todos los estudiantes tienen las mismas habilidades, no todos trabajan igual. Esto de por sí presenta un desafío. Adaptarse no a un grupo de estudiantes, sino a cada uno de ellos, al menos hasta el grado que saque lo mejor de su aprendizaje a luz. 
En cada clase vamos a encontrarnos con estudiantes que presentan sus propias capacidades. Así conoceremos a alguno que se destaque en sus trabajos y evaluaciones escritas. Otro se desenvolverá mejor en forma oral. Alguien puede ser muy hábil resolviendo problemas mientras que otros necesitan que se expliquen en detalle las consignas para alcanzar el resultado... y seguro lo harán. ¿Cual de estos sub-grupos de estudiantes es más inteligente? ¿Cuál de estos va a aprender realmente lo que se espera? Todos, claro.
Precisamente, nos importa que puedan terminar sus clases con un conjunto de conocimientos que les sea útil a ellos mismos. La evaluación es otro tema: saber qué es lo que aprendieron para que podamos tomar nota sobre cada uno. Pero no todos pueden demostrarlo de la misma manera.
Queda muy claro que no es una tarea no tan fácil y obviamente en ocasiones los profesores podemos equivocarnos o puede ser necesario replantear nuestro modo de evaluar.
Algunos estudiantes sacan buenos resultados en sus evaluaciones escritas. Otros lo hacen cuando presentan la evaluación en forma oral. En definitiva, ambos demuestran haber comprendido el tema y son capaces de demostrar que tienen el conocimiento adquirido.

Tomar en cuenta las dificultades.


Generalmente hacemos hincapié en los resultados obtenidos. Y en esto la calificación tomando en cuenta la "nota" se vuelve eje del asunto. Pero existen ciertas dificultades que nos exigen cambiar ligeramente el parámetro de evaluación.
Imaginemos un estudiante con dislexia. Aunque no todos los casos de este trastorno son iguales, es importante tener en cuenta que dichos estudiantes luchan contra una dificultad que va muchísimo más allá del "esforzarse por escribir correctamente". Sencillamente no pueden ejercer un control total sobre esa dificultad. ¿Cómo evaluaremos a dicho estudiante entonces?
Según algunos expertos es importante destacar el proceso, más que el resultado al trabajar con estudiantes que se encuentren en este grupo. Un estudiante con dislexia necesita mantener sana su autoestima, entender que se le da atención y un poco más de tiempo para completar su trabajo. Por eso es importante dar encomio no solo al terminar una tarea, sino durante la elaboración de la misma. Aunque podemos estimularlo a hacer algún trabajo de un modo mejor que el presentado, hacerlo con tacto, usando las palabras adecuadas y destacando las cosas que se hicieron bien, va a motivar al estudiante a hacerlo aun mejor la próxima vez. Y la evaluación que hagamos de su trabajo, tomará en cuenta estos detalles.
Si bien se dice que cada estudiante presenta en cierta forma un "techo" al que puede llegar, esto es al final muy relativo. Porque ese techo no es igual evaluarlo ante un estudiante con aptitudes ideales, que ante uno con dificultades de aprendizaje, dislexia, etc. Es decir que ese supuesto techo no es fijo: se flexibiliza según las necesidades y posibilidades del estudiante.

Dejar bien claras las pautas.
Es oportuno en este aspecto, dejar bien claro cómo evaluaremos el trabajo. Generalmente acostumbro dejar esto bien claro ya en la primer clase del año. Pero aun así a veces los estudiantes siguen haciéndose una falsa idea de la evaluación, por lo que es importante seguir demostrando en la práctica cómo es que resultamos flexibles al momento de evaluar.
Todo esto no quiere decir que "regalemos" el año a un estudiante con dificultades, sino que adaptando nuestro margen, fomentamos la motivación necesaria para que todos alcancen una meta saludable.
Y seamos claros y prácticos en eso de adaptar la evaluación. Busquemos las fortalezas e intentemos destacarlas para que el estudiante progrese. Combinemos diferentes formas de enseñar y hagamos un esfuerzo por detectar cual resulta mejor con diferentes estudiantes.
De este modo, lograremos que nuestros estudiantes logren realizar un trabajo eficiente y se sientan dignos por su trabajo.

sábado, 26 de noviembre de 2016
Posted by Pablo Buydid

Actividades educativas para realizar en línea

2016 ha sido un año de trabajos en muchas áreas. En educación, apoyando mis tareas en colegios y otros centros, he trabajado en reunir y seguir elaborando materiales de apoyo a dichas tareas.
Aprovechando mi sitio personal en internet, estoy actualmente poniendo a disposición diversos materiales que he ido armando durante los últimos años, y que cubren tareas para nivel inicial, primaria y secundaria.
Estos trabajos pueden encontrarse en la sección Actividades > Ejercicios de mi sitio PabloBuydid.com.
Actualmente ya hay publicados algunos trabajos, y próximamente irán apareciendo más trabajos.

Me gustará mucho saber tu opinión sobre esos materiales.


miércoles, 16 de noviembre de 2016
Posted by Pablo Buydid

Feria Nacional de Clubes de Ciencias en Piriápolis

Nota: Este artículo fue redactado hace algunos días, pero por motivos que me mantuvieron "agitado" en la ciudad, tardé un poco en publicarlo. Parte de esos motivos pasaron por lo climático y todo lo que implicó en nuestras actividades.

Se conjugaron una gran cantidad de situaciones y emociones esta semana. Mi primer asistencia a una Feria de Clubes de Ciencias a nivel nacional. Que se realice en la ciudad en la que vivo. Participar por primera vez como evaluador (habrán más??). Moverme entre más de 190 clubes, lo que supuso que entre todos nos encontraramos más de 600 personas conviviendo entre ciencia, investigación, un poco de nervios, expectación y capacidad de exponer. Y no menos, encontrarme con gente (organizadores, profesores y alumnos) que uno ha aprendido a apreciar su trabajo, sus capacidades y actitudes. Ahh! y hacer nuevos amigos!!

Mi primer asistencia.

He participado en varias Ferias de clubes de ciencias en este departamento, justamente a nivel departamental. Durante los dos últimos años lo he hecho como orientador, lo que me aportó experiencias maravillosas. Desde lo técnico, ahondar junto a los estudiantes en los temas que desarrollaron, aportar ayudas, sugerencias, un roadmap para seguir y disfrutar de su entusiasmo. Desde lo humano, admirar las capacidades de los seis chicos y chicas que aportaron un espíritu tan dinámico y juvenil, intercambiar esas experiencias entre mucho trabajo, bromas y risas, desarrollo de habilidades y tanto más.
Fue sin duda una experiencia que pienso repetir. Y desde aquí, aprovechar para felicitarlos por su labor a todos los participantes del Club Enredados.
Sin embargo, esta fue mi primer asistencia a una feria nacional. Me sentí cautivado entre tantos estudiantes, clubes, tantas propuestas tan originales. La calidad de exposición y la calidez de los miembros de los clubes.

En mi ciudad.

Que se realizara en mi ciudad, Piriápolis, facilitó bastante las posibilidades de estar presente, claro. Pero me entusiasmó para disfrutar de otras. Sumarle que se desarrolló en las instalaciones de un lugar que es emblema de la ciudad, el Argentino Hotel de Piriápolis, le agregó un gustito singular.
Muchos estudiantes no habían tenido la oportunidad de conocer la ciudad. Y ocasiones como estas tienen eso, no solo asisten a presentar sus trabajos, sino que les da la oportunidad de conocer nuevos lugares, puntos históricos y turísticos como abundan en la ciudad. He tenido la oportunidad de contemplar momentos así, y las caras de los niños son imposible de explicar.

Participar como evaluador.

Debo confesar que me sentí un poco nervioso y sorprendido cuando la organización del evento me contactó para participar como evaluador. Pero ocurre que quien me llamó sabe como encauzar las cosas, dar todo el ánimo necesario y explicar las razones por las cuales resulta imposible rechazar la invitación. ¡Gracias Fabiana!
Esta tarea permite que uno pueda ver al menos cierta cantidad de equipos desde una óptica diferente, más profunda. Y analizar lo más posible el detalle de las investigaciones, de la manera de ser de los expositores, sus orígenes, sus inquietudes, etc. Tengo que decir que me fue muy grato el gran nivel de comunicación que muchos de estos pequeños manifestaron al explicar todas sus actividades. Me tocó evaluar a chicos de quinto y sexto de primaria.
Pero una vez haces esto, también aprendes a analizar desde una nueva óptica la labor de los más grandes. Y terminas aprendiendo mucho. Sí, creo que me gustaría volver a participar.

192 clubes de ciencias.

Si no les ha tocado, no saben cuan intenso es moverse entre tanta gente presentando una meta en común, recorrer 190 stands, ver tantas caras expresivas. Es muy interesante apreciar de cerca el trabajo que cada equipo ha desarrollado para esta instancia, trabajo que viene de tiempo atrás, algunos hace meses, cuando participaron en las ferias departamentales y obtuvieron el pasaje a la presente nacional, otros repitiendo y mejorando participaciones para la actual instancia.
Me resultaron dignas de citar las palabras que se exponen en la guía que se entregó a los presentes:
"Acompañando al sistema educativo formal, esta actividad contribuye a promover la creatividad y la responsabilidad frente al conocimiento, estimulando distintas formas de aprender. Genera compromiso, disciplina e integración, favorece la comunicación y el intercambio desarrollando proyectos de relevancia local y de alto impacto social".
Wilson Netto, Presidente ANEP
¿ Acaso hace falta añadir razones para hacerse presente y participar en estas instancias?

Reencuentros esperados... y otros de sorpresa.

Existe casi una tradición en las últimas ferias, en las que algunos presentes se van repitiendo, y uno ya espera verlos allí. Dada la realidad de ser docentes en el departamento, uno se encuentra en otras ocasiones también, pero hacerlo en las ferias es un caso especial.
También te encuentras con estudiantes que no has visto en algún tiempo, personas que te han conocido en otras instancias, y colegas que articulan como orientadores, y te alegras de verlos compartiendo esta experiencia.

Nuevos amigos.

En esta ocasión estuvieron presentes una gran cantidad de docentes participando como evaluadores. Y entre ellos maestros y estudiantes de magisterio que estaban de visita en el país, provenientes de Panamá, Paraguay y México. Y como no podía ser de otra manera, aproveché la oportunidad para conocer al menos a algunos de ellos. El tiempo libre fue escaso en mi caso, pero siempre hay algún almuerzo que ayuda a conversar y ponerse al día con la gente alrededor. Sin duda, esto aportó un gustito extra a la ocasión. 

En estas líneas quise expresar la buena impresión que retuve del evento, y enumerar algunas de las experiencias que me guardaré aquí. Espero que quienes asistieron y participaron se hayan llevado una experiencia similar, si no superior. Y que quienes fueron a ver los trabajos de niños, jóvenes y adultos hayan disfrutado y analizado lo expuesto con la vista correcta.
¡¡Hasta la próxima!!
lunes, 7 de noviembre de 2016
Posted by Pablo Buydid

Ferias de Ciencias: estimular el trabajo en equipo.

Esta semana, entre el 27 al 29 de octubre, se ha venido realizando la 30° Feria Nacional de Clubes de Ciencias. Aunque he participado en varias ocasiones a nivel departamental, es mi primera vez que asisto a una nacional, no exactamente como orientador ni participante de un club.
Pero de las muchas cosas que se rescatan y se fomentan en ocaciones así, además de motivar el pensamiento científico, el espíritu de investigación, etc, encuentro siempre muy positivo la capacidad de trabajo en equipo que se expone en cada trabajo, desde los más pequeños participantes, hasta los ya adultos.
En este caso participaron 192 Clubes de todo el país. Se realiza en las instalaciones del Argentino Hotel de Piriápolis, un marco que además del buen servicio que se brindó, expone toda la historia de Piriápolis y ofrece a muchos chicos la oportunidad de visitar un lugar histórico, cultural y turístico.
Trabajar en un proyecto de ciencias no es fácil. Requiere mucho esfuerzo, recursos y tiempo. Se necesita consultar fuentes, investigar a fondo, usar el ingenio, llegar a conclusiones mediante experimentar y diversas pruebas. Pero visitar los stands y escuchar la presentación de niños y jóvenes, con sus ingeniosas investigaciones, es algo que emociona, que hace confiar en el potencial de los niños trabajando en equipo. Por supuesto, si visitamos stands de categorías más adultas, encontraremos el mismo rasgo destacable, lo que demuestra que se puede sustentar esta idea a lo largo de la educación de niños y jóvenes, a través del tiempo.
El trabajo de los orientadores es muy importante en este aspecto. Y tiene muchas ramas. Tiene que dirigir la investigación haciendo algunas intervenciones oportunas, guiando la investigación... Recordemos que la investigación o el proyecto no es del orientador, sino de los estudiantes. El orientador es un ayudante para dirigir el camino a andar.
Pero además, debe estimular de distintas maneras el pensar y el trabajar en equipo. Demostrar en la práctica cómo los estudiantes pueden (y tienen que) apoyarse en el trabajo paralelo de sus compañeros para lograr mejores resultados.
Me ha tocado trabajar como orientador en algunas ocasiones. Y créanme que da una gran satisfacción cuando ves a tus estudiantes desarrollar estas habilidades, que generalmente ya las traen adoptadas, gracias al trabajo de maestros y profesores. También satisface enormemente la capacidad que demuestran para exponer temas que uno puede pensar que no están acorde con sus posibilidades (FALSO) y que sin embargo lo analizan, desarrollan y exponen con habilidades sobresalientes.

En esta oportunidad quiero felicitar a los integrantes de todos los clubes de ciencia que tuve posibilidad de visitar durante los últimos dos días. Y también a sus orientadores, esperando que disfruten de su experiencia, la sigan trabajando y logren estas cosas tan buenas de las que he hablado aquí y he visto estos días.




viernes, 28 de octubre de 2016
Posted by Pablo Buydid

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -