Posted by : Pablo Buydid miércoles, 10 de marzo de 2010

Imágen por IconsPedia.comDurante todo el tiempo que llevo trabajando en institutos de enseñanza, surge siempre el famoso tema del uso del celular. Se suele prohibir tajantemente el uso del celular en clase, imponiéndose sanciones a quienes pasan por alto ese requisito. Muchos profesores y directivos sienten en el uso de esta tecnología una gran amenaza.


Siempre he sentido que el tema ha sido mal abordado en la mayoría de los casos. La cuestión no debería ser si se puede usar o no un celular en clase, sino cuál es el uso apropiado del celular (y de la tecnología) en una clase.


Este año propuse el tema en una reunión inicial de coordinación en el instituto que vengo trabajando desde hace 5 años. Me sorprendí cuando algunos profesores afirmaron que han llegado a usar el celular para algunos trabajos, pero aun así noté como muchos profesores no han abierto las posibilidades a usar nuevos elementos tecnológicos en la clase.


Veamoslo así: el celular es una herramienta, y aporta muchas ventajas y desventajas según la óptica que se utilice. Nos pasamos horas y horas analizando y planteando cómo hacer que nuestros estudiantes aprendan, estudien y se apliquen a cada materia. ¿No será el celular uno de esos ganchos que estamos buscando? Toda herramienta tiene sus puntos fuertes, y la parte negativa surge cuando no se acostumbra correctamente su uso. Los jóvenes están absolutamente acostumbrados y adaptados a esta tecnología y parece que ya forma parte de sus vidas, tanto así que sería negativo tratar de separarlos de esta tendencia. Al contrario, contar con las facilidades de esta tecnología, aliándonos a sus funciones, nos permitiría acercarnos más a los estudiantes y contar con un canal de información que les resultará más natural.


He encontrado referencias de profesores que han encontrado un gran aliado en esta tecnología, trabajando en un desarrollo concreto para realizar trabajos específicos. Analizando debates en línea, también he encontrado numerosas opiniones a favor. Y en el caso de consultas por email a mis contactos, he encontrado opiniones muy interesantes, en las cuales marcan que no en todos los ámbitos es positivo su uso y aplicación, y no siempre resulta efectivo como herramienta motivadora, pero tal vez sí como herramienta adicional de comunicación.


La idea para este año es producir algunos trabajos prácticos, usando multimedia, grabando clases, haciendo entrevistas y (en algún caso) descargando materiales alojados en servidores del instituto. Me he propuesto (y no he encontrado gran objeción en la dirección del instituto) hacer una prueba durante este año. La idea principal es promover el uso adecuado del celular, erradicando el uso impropio, siguiendo la idea que no puedes negar a las personas, sin darle algo a cambio. En este sentido, el celular puede ser aprovechado para algunas tareas, mientras no debe usarse para otras más impropias en clase.


Hay que reconocer algunas ideas rescatadas de algunas de esas referencias encontradas en mi investigación. El celular se encamina a un lugar interesante en la educación, pero todavía presenta dificultades: las pantallas son generalmente pequeñas, los costos de conexión no son los más apropiados, suele causar distracción en clase, y puede torcerse el enfoque de su correcto uso. Pero como todo es un desafío y hay que intentar.


Agradezco mucho la colaboración de Anahí y Ana Laura para poder contar con excelentes aportes.




Technorati : , , , ,

Del.icio.us : , , , ,

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

Blog Archive

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -