Posted by : Pablo Buydid viernes, 26 de febrero de 2010

Es frecuente conversar con mis clientes sobre la posibilidad de mejorar el alcance de su inversión en internet, para lograr más clientes, o al menos captar posibles clientes. Llamémoslo aquí posicionamiento. Este tema no es exclusivo en esa esfera de discusión, y se habla en otras esferas, incluso las no tan profesionales o laborales.


Estos días he estado leyendo algunos artículos sobre ética al trabajar en redes sociales. Algunas buenas contumbres que no debemos descuidar al comunicarnos con otros, donde el respeto debe estar presente. En definitiva, las redes sociales son herramientas de comunicación, y toda comunicación tiene que ajustarse a ciertas conductas socialmente aceptadas.


En el afán de lograr mejor posicionamiento e incluso de querer estructurar una red más amplia, muchos recurren a métodos dudosos. Y por otro lado están quienes se olvidan que en cierta forma, tenemos algunas costumbres aprendidas en la vida cotidiana que bien podemos aplicar en nuestra vida en las redes.


Crédito de imágen: http://www.photorack.net


Quiero un millón de amigos.

Uno de los aspectos recurrentes con los que me encuentro, es que en las redes sociales se tiende a buscar tener miles y miles de amigos (contactos, seguidores, etc), buscando en cierta manera un status más alto de popularidad. En la vida real, admitámoslo, no andamos por la calle buscando "amigarnos" con el primero que se nos cruza, y si tenemos muchos amigos al menos sabemos que compartimos al menos algo en común. ¿Cómo lo podemos trasladar a las redes?


Estos días me comunicaba con algunos de mis clientes para recomendarles buscar inscribirse en directorios y comunidades que tuvieran relación con su actividad. Si estamos trabajando en una determinada comunidad en internet, podemos entablar una relación con un sin fin de personas (en muchos casos sí es oportuno ampliar cuanto sea posible la red), pero lograremos mejor control y un mejor porcentaje de conversiones si lo hacemos con perfiles a los que pueda interesarles nuestra propuesta. Si seguimos a cierta persona o institución, es bueno tener en cuenta que no lo haremos por el simple hecho de ganar una cifra en nuestra lista, sino con el fin de comunicarnos efectivamente.


Comunicar, comunicar.


Como dijimos antes, comunicar es la esencia de las redes sociales, cualquiera de ellas, sea a través de palabra, audio o imágen. Muchos se toman el trabajo de publicar contenido simplemente como una tarea de ida. Y lo cierto es que tenemos que estar atentos a dar buena respuesta a quien nos lo solicita, o simplemente a quien se comunica con nosotros. Cuando recibimos un mensaje, o comentario, no debemos restarle importancia a la respuesta apropiada. Y esta respuesta se debe dar con altura (principalmente en entornos laborales) sin importar el tono con el que recibimos el comentario inicial.


Un cliente me comentaba que sus contactos suelen agradecerle por la pronta respuesta a sus mensajes, le sea posible ayudar o no, y lo contrastaba con comentarios de sus mismos clientes que le comentan que muchos otros comerciantes ni siquiera se aprestaban a contestar. Evitar eso es fundamental. En el arte de comunicar, debemos estar atentos y saber dar respuesta a todos.


En las redes sociales, no tenemos que olvidar ser atentos, agradecidos, mencionar fuentes, acreditar el origen de una información, etc. Son normas éticas básicas que fomentan una buena comunicación, y da una imágen apropiada a nuestra profesión o actividad que deseamos promocionar.


Ser yo mismo.


No está mal incluír información de terceros, ni reenviar un enlace o artículo de otra persona. Pero siempre es más interesante ser uno mismo cuando publicamos en redes sociales. Suelo destacar eso en mis clases de secundaria. Cuando pido material suelo recibir un auténtico libro de material impreso, a veces desordenado, y del cual no han leído ni una palabra. Uso esa clase para destacar la importancia de ser creadores de temas, auténticos procesadores de información. Si tenemos que usar fuentes adicionales, podemos usar nuestras palabras, o citar la fuente. Pero nuestro toque personal le da al artículo un peso más apropiado, y gusta leerse más.


Éxitos!!




Technorati : , ,

Del.icio.us : , ,

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -