Posted by : Pablo Buydid viernes, 19 de agosto de 2016

Voy a asumir parte de lo dicho cientos de veces sobre el término Nativos Digitales. Si he de ser sicero, no comparto ciertos aspectos de esta expresión y de las cosas que involucra en general. Pero no es el fin de estas notas, ni de mi exposición de hoy. Así pues, partamos de la base comunmente aceptada: contemplamos una generación que ha nacido en medio de la revolución de la información y de su difusión digital, viendo las tecnologías de la información como parte cotidiana de sus vidas, y por lo tanto no ofrecen resistencia a su uso, mostrando además una facilidad notable para asimilarlas.
Por otro lado, expongo previamente a lo que deseo exponer, la pregunta que puede ser obvia en ciertos casos: ¿Existe entre ellos simplemente el derecho al acceso a la información, a los medios sociales y a interactuar con sus pares en dichos medios?



La línea que separa argumentos a favor y en contra puede enfrentar argumentos muy convincentes. Lo cierto es que si bien existen legalmente regulaciones para limitar el acceso basado en la edad del usuario, el acceso a la información bien puede considerarse un derecho, y debería defenderse... en el caso ideal del asunto.
Pero sabemos que lo ideal no se presenta en la realidad, al menos no con frecuencia. Y en este tema ocurre justamente de ese modo. Lo que me lleva a la tercer parte del título de este breve artículo: el uso responsable de los medios.
La brecha que existe entre la facilidad de acceso a la tecnología por parte de los jóvenes contrastano con lo que se aprecia en sus padres en muchos casos, solo logra que los jóvenes accedan y experimenten dichos recursos sin la correcta educación para un uso seguro. Y es una pena, al tiempo que peligroso, contemplar esta realidad, en el uso descuidado de esos recursos.
Podemos ennumerar una gran lista de situaciones que son prueba del riesgo que existe en este aspecto. Pero lo haremos en otros artículos.
Sí quiero detenerme en uno que puede parecer de poca monta, que es fundamental: la responsabilidad de usar sus cuentas con seguridad.
¿Cuántos jóvenes recuerdan la contraseña de sus cuentas sociales al cabo de algunos meses? ¿Y las de su correo electrónico? Lo primero que tenemos que tomar en cuenta si hablamos de uso responsable de un medio o recurso, resulta ser el primero que se ignora.
¿Cuántos de ellos tienen tres, cuatro o más cuentas de una misma red social, solo porque olvidaron la contraseña de las anteriores? ¿Cuántos vuelven a crearse una cuenta de correo solo para crear nuevamente otra cuenta social?
Proteger nuestros recursos es una de las primeras premisas en cuestiones de seguridad. El descuido de este tipo puede parecer de poca importancia, pero por el contrario puede resultar grave.
Por eso siempre incluyo este razonamiento en mis charlas: ¿Puedes usar redes sociales? ¡Claro! Siempre que estés al tanto de la responsabilidad que implica. Y actúes con seriedad y buen criterio.
Es como conducir un automóvil. Una cosa es saber conducir (operarlo). Esto es: saber y entender el uso de los componentes (acelerador, frenos, cambios, volante) para su conducción. Pero otra cosa es comprender los riesgos implicados, anticiparnos a situaciones que puedan presentarse, respetar las normas y buenas conductas necesarias para una conducción segura para uno mismo y los demás.
No es muy diferente en el uso de redes sociales. Muchos entienden cómo operar los medios sociales. Pero lamentablemente pocos comprenden los riesgos posibles, rara vez actúan anticipando situaciones de riesgo ni toman nota de simples reglas de conducta digital que deberían observar para un uso seguro de sus redes.
Una vez más: ¿Puedes usar redes sociales? Tal vez tu mismo puedas analizarlo.

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -