Archive for marzo 2010

Una caricia para la eficiencia

Servicio.jpg


Repasaba algunas notas y artículos estos días. ¿Cómo interactuamos con nuestros clientes? ¿Cómo demostramos nuestra confianza en nuestros empleados? En mi caso ¿cómo entusiasmo a mis estudiantes?


Solíamos pensar en términos estructurados, rígidos y exigentes no hace mucho tiempo atrás. Las cosas se hacían de tal manera, y todos tenían que saberlo. Todos sabíamos el fin que perseguíamos, y era nuestro deber cumplir las expectativas. El planteo de jerarquías cumplía su cometido, en el que cada persona era una pieza de la inmensa maquinaria de la organización. El problema es que cada "pieza" de la inmensa maquinaria solo responde y depende de los actores que le rodean inmediatamente, y la confianza y dependencia suele perderse a medida que nos alejamos del eje de nuestra persona.


Hemos dado paso a una etapa en la que predominan las redes, sean estas sociales, empresariales, comerciales. Pero también podemos plantear las laborales, incluso dentro de una misma institución. Las redes generan confianza en niveles más extendidos, pues hasta la información fluye entre todos los jugadores.


Esta situación ha hecho, además, que todos estemos informados, más capacitados, con aptitudes para tomar decisiones y dar opiniones. Por lo tanto, también las reglas anteriormente marcadas deberían cambiar. No funcionaría en este ámbito aquella rigidez y dura estructura que mencionábamos antes. No podemos, si estamos dirigiendo una empresa, subvalorar a nuestros empleados ni clientes, no debemos pensar que todo pasa por nuestras manos exclusivamente. Recuerdo un caso de un patrono que había logrado en sus empleados contagiar la errónea idea que no estaban capacitados para "pensar", sino para hacer. "No me pagan para pensar" era el lema de los empleados. Eso es arcaico en la actualidad. Someter, gritar, elevar la voz, disminuír, irritar y todas esas malas prácticas están pasadas de moda y afectan significativamente el desempeño.


¿Cómo demostramos que estamos en sintonía con los tiempos actuales en cuestión de relacionamiento? ¿Cómo incentivamos hoy la productividad? Y algo importante, ¿funciona realmente?


Algo que nos han enseñado las redes, y las experiencias de la vida real, es que todos tenemos la posibilidad de aportar algo. Y en muchísimos casos, ese algo es significativo. Por lo tanto no hemos de ignorar un comentario que pueda parecer alejado a nuestra idea primaria. Analizar los hechos muchas veces nos conduce a darnos cuenta que el camino era otro distinto al pensado originalmente. Por eso, la valoración de la participación debe estar presente en nuestros tratos hacia empleados y colaboradores. Generar espacios de participación donde todos puedan aportar ideas, no solo es apropiado para la dirección de la empresa, sino que le dice a los implicados "tomamos en cuenta lo que nos dices", y eso entusiasma, dando lugar a una mejor participación, y en definitiva un nivel de calidad laboral excelente, lo cual beneficia a todos los implicados de una empresa. Pero no queda solamente en ese paso.


Charles Handy, quien he citado anteriormente en algunos posts, habla de la caricia como una fórmula para sacar lo mejor de las personas que trabajan en una empresa... y lo podemos extender a muchos ámbitos del vivir actual: los estudiantes de una escuela, una organización de voluntarios, hasta nuestra misma casa. La cuestión pasa por dar el reconocimiento en forma evidente a quien realiza cierto logro, por mínimo que sea. Veamos... en mis clases en un instituto de secundaria, los estudiantes suelen sentirse muy motivados cuando los profesores les felicitamos sinceramente por un trabajo realizado. Incluso sirve aplicar la regla cuando alguien pierde el rumbo. Por ejemplo, recuerdo un estudiante muy inquieto que tendía a no participar y olvidar su tarea. Había probado muchas cosas con él: hablar a solas, solicitarle más atención, lo cual creo que no se alejaba de lo que había oído mil veces. Un día cambié de táctica. Asigné una tarea relativamente sencilla y asigné grupos. Luego, pedí su palabra al presentar el trabajo, y aunque era sencillo (pero correcto), le felicité ante toda la clase y destaqué su trabajo (con mucha sinceridad). La actitud cambió radicalmente.


¿Cómo podemos "mimar" a nuestro personal? Algunas empresas recurren a destacar el "empleado del mes". No es que discuta este medio, pero supongo que sigue siendo un poco frío. He visto muy buenos resultados aplicando además cosas como:



  • Demostrar gratitud cuando alguien dá una opinión o sugerencia, incluso cuando no es lo que esperábamos.

  • Dejar expresar la totalidad de la idea que el empleado quiere transmitir, preguntando además si un punto no queda claro.

  • Llamar al empleado para felicitarlo por sus logros, empeño, esfuerzo. Si los empleados ven que no solo se los llama a la dirección para darles un rezongo, harán su trabajo más distendidos, y persiguirán mejores objetivos, para ganarse más "caricias".

  • Recompensar sus acciones. A veces no pasa por una recompensa económica (aunque a veces es oportuno), sino por otras muy apetecibles: días de descanso, nuevos roles, ascensos, premios como viajes, regalos, estadías, etc.


¿Funciona aplicar este método? Diversas experiencias demuestran que sí. En el ámbito escolar que mencionábamos hoy quedó demostrado numerosas veces. Los estudiantes se ven más distendidos y responsables, sabiendo que no se les persigue, sino que se busca su eficiencia. En entornos laborales, también hay experiencias favorables. Incluso en encuestas se demuestra muchas veces cómo el reconocimiento está más arriba que muchas "buenas remuneraciones económicas". De hecho, todos preferimos un buen ambiente laboral. ¿Tienen ejemplos de este caso? ¿Alguna experiencia?


Todo queda apoyado incluso en el entorno familiar. Las familias que enseñan a sus hijos gritando, no pueden esperar buenos resultados. Pero aquellas que saben recompensar y destacar lo bueno de sus hijos y cónyuge, descubren que es más fácil y agradable convivir y llevar adelante la familia. Una empresa, organización o escuela es como una familia. Y los mismos principios se aplican.


Por supuesto, no podemos dejar de plantear reglas fundamentales. Tampoco pasaremos por alto errores graves. Pero poco a poco vamos planteando métodos que favorecen a todos los participantes, lo que en definitiva, nos favorece a nosotros mismos, que estamos dentro del círculo de acción.




Algunas tareas:



  1. Piense en qué campos puede aplicar los temas planteados. ¿Qué técnicas pueden ser favorables para incentivar a los empleados/voluntarios/estudiantes?

  2. Reflexione en cuántas reglas existen en su organización, y si estas pueden flexibilizarse en pro de un ambiente distendido y agradable, favoreciendo el desempeño.





Technorati : , , , ,

Del.icio.us : , , , ,

Primeras experiencias con el uso del celular en clase para la educación



Hoy fue la primera clase en la que se presentó un trabajo en el que el uso de celulares en pro del aprendizaje fue planteado. Como tal vez recuerden, en uno de los anteriores posts planteaba la propuesta realizada a la dirección de uno de los institutos en el que trabajo, para no ser tan negativos en el uso del celular, y en vez de prohibirlo, encauzar al estudiante para que le dé buen uso. Eso es lo que comencé a hacer hoy.


El trabajo se planteó en un grupo de primer año (chicos de 12 años como promedio), en mi clase de informática. El día de hoy teníamos asignado comenzar a analizar la arquitectura de una computadora (PC). Llevé varias piezas y desarmamos una computadora en la clase. Así que en base a ese trabajo se planteó el primer uso de celulares en clase.


La propuesta.


Como íbamos a trabajar con materiales físicos, lo primero fue preguntar a los estudiantes quienes habían llevado celular con cámara. Prácticamente todos levantaron la mano. Ante esa proporción, comenté los objetivos, ideas y restricciones:



  • Se usaría el celular para tomar fotografías o video de los componentes analizados en clase.

  • Se ofrecerían las imágenes a aquellos compañeros (solo unos pocos) que no tenían cámara en su celular o que habían dejado el celular en casa.

  • Se realizaría un trabajo domiciliario, redactando un resúmen de lo explicado en clase, e ilustrándolo con las fotografías tomadas (en caso de no poder imprimir se permite el uso de ilustraciones).

  • El celular permanecería en modo silencio.

  • No se podría usar el celular para atender llamadas ni mandar mensajes, como está establecido en el reglamento del instituto.


Reacción de los estudiantes.


En general se observó una gran satisfacción entre los estudiantes, sintiendo que podían darle a la clase un toque más cotidiano, usando sus propias herramientas, cambiando las rutinas comunes. Todos participaban de tomar fotografías en las distintas etapas de la clase. Su entusiasmo se hizo notar enseguida. Incluso cuando se les comentó que deberían usar esas imágenes para realizar un trabajo, no pusieron ninguna objeción.


Comportamiento general del grupo.


En ningún momento de la clase se notó una mala conducta en el uso del celular. Los estudiantes emplearon sus equipos solamente para la tarea que se les solicitó, y no se notó ningún otro problema de conducta (más allá que el grupo mantiene una buena conducta en general).


Observaciones de la experiencia.


Era la primera vez que empleaba el uso de celulares como material para trabajar en clase. La única experiencia previa eran materiales de referencia, ninguno personal, pero la verdad estoy muy satisfecho de esta breve y sencilla etapa. Quedan más por delante, pero me permitió desarrollar confianza en el sistema, y quise dejarlo documentado para referencias futuras y para informes a la dirección. Parte de la idea era, también, promover el uso responsable de las herramientas que disponemos. Cualquier herramienta puede ser bien o mal usada, y en este caso un profesor puede ser clave en dirigir su uso hacia buenas prácticas.


Generalmente premio a los grupos cuando hacen un buen trabajo en clase. En esta ocasión tuvieron tiempo libre al fin de clase para sus actividades (por supuesto, con órden). Supongo que se lo merecen por haber realizado una buena tarea, e incluso por haberme demostrado que es posible integrar la tecnología celular a una clase de secundaria. Podemos tomar este ejemplo para las etapas por venir en el correcto uso de la tecnología en la enseñanza.




Del.icio.us : , ,

Technorati : , ,

Adoptando el uso de celulares en clase

Imágen por IconsPedia.comDurante todo el tiempo que llevo trabajando en institutos de enseñanza, surge siempre el famoso tema del uso del celular. Se suele prohibir tajantemente el uso del celular en clase, imponiéndose sanciones a quienes pasan por alto ese requisito. Muchos profesores y directivos sienten en el uso de esta tecnología una gran amenaza.


Siempre he sentido que el tema ha sido mal abordado en la mayoría de los casos. La cuestión no debería ser si se puede usar o no un celular en clase, sino cuál es el uso apropiado del celular (y de la tecnología) en una clase.


Este año propuse el tema en una reunión inicial de coordinación en el instituto que vengo trabajando desde hace 5 años. Me sorprendí cuando algunos profesores afirmaron que han llegado a usar el celular para algunos trabajos, pero aun así noté como muchos profesores no han abierto las posibilidades a usar nuevos elementos tecnológicos en la clase.


Veamoslo así: el celular es una herramienta, y aporta muchas ventajas y desventajas según la óptica que se utilice. Nos pasamos horas y horas analizando y planteando cómo hacer que nuestros estudiantes aprendan, estudien y se apliquen a cada materia. ¿No será el celular uno de esos ganchos que estamos buscando? Toda herramienta tiene sus puntos fuertes, y la parte negativa surge cuando no se acostumbra correctamente su uso. Los jóvenes están absolutamente acostumbrados y adaptados a esta tecnología y parece que ya forma parte de sus vidas, tanto así que sería negativo tratar de separarlos de esta tendencia. Al contrario, contar con las facilidades de esta tecnología, aliándonos a sus funciones, nos permitiría acercarnos más a los estudiantes y contar con un canal de información que les resultará más natural.


He encontrado referencias de profesores que han encontrado un gran aliado en esta tecnología, trabajando en un desarrollo concreto para realizar trabajos específicos. Analizando debates en línea, también he encontrado numerosas opiniones a favor. Y en el caso de consultas por email a mis contactos, he encontrado opiniones muy interesantes, en las cuales marcan que no en todos los ámbitos es positivo su uso y aplicación, y no siempre resulta efectivo como herramienta motivadora, pero tal vez sí como herramienta adicional de comunicación.


La idea para este año es producir algunos trabajos prácticos, usando multimedia, grabando clases, haciendo entrevistas y (en algún caso) descargando materiales alojados en servidores del instituto. Me he propuesto (y no he encontrado gran objeción en la dirección del instituto) hacer una prueba durante este año. La idea principal es promover el uso adecuado del celular, erradicando el uso impropio, siguiendo la idea que no puedes negar a las personas, sin darle algo a cambio. En este sentido, el celular puede ser aprovechado para algunas tareas, mientras no debe usarse para otras más impropias en clase.


Hay que reconocer algunas ideas rescatadas de algunas de esas referencias encontradas en mi investigación. El celular se encamina a un lugar interesante en la educación, pero todavía presenta dificultades: las pantallas son generalmente pequeñas, los costos de conexión no son los más apropiados, suele causar distracción en clase, y puede torcerse el enfoque de su correcto uso. Pero como todo es un desafío y hay que intentar.


Agradezco mucho la colaboración de Anahí y Ana Laura para poder contar con excelentes aportes.




Technorati : , , , ,

Del.icio.us : , , , ,

El papel de las mujeres en la sociedad actual

1137472651-89154__.jpg


Hoy es un día especial para las mujeres. El día internacional de la mujer (en algunos países como Uruguay se considera la Semana de la Mujer) nos recuerda etapas sociales en las que las mujeres han reclamado sus derechos en la sociedad. Aunque hay varias versiones sobre los orígenes de esta fecha, me he tomado un tiempo para tomar nota de la importancia de las mujeres en el día moderno. De todos modos, les comento que existe una publicación muy interesante sobre el tema en el Blog Día de la Mujer.


En la actualidad la mujer se enfrenta a realidades muy diversas según la cultura, zona geográfica o situación social en la que se encuentre. Aunque estamos acostumbrados a notar una mayor presencia femenina en ámbitos laborales, políticos, y un largo etcétera, son muchas las que todavía se encaran a situaciones angustiantes, discriminatorias, violentas, marginales y demás. Recientemente leía en una novela, una referencia a la situación de la mujer en la edad media, tiempo en el que solía tener valor insignificante, reduciéndose a un sentido de propiedad, siendo violentada, sin derecho a ningún sentido de justicia, en muchas zonas. Y parece que en la actualidad (aunque queramos negarlo) todo sigue así en tantas zonas también.


Muchos derechos por los que la mujer ha luchado durante siglos aun no son admitidos en numerosas culturas, por lo que el camino recorrido parece estar estancado durante la historia. Por otro lado, aun en nuestra "sociedad occidental", en la que parece haber más aceptación, son diarios los casos de violencia doméstica (en la que la víctima suele ser la mujer), despidos de embarazadas, discriminación laboral y demás. Supongo que el mundo, en definitiva, se resiste a muchos cambios


¿Puede la mujer ser competente y ocupar puestos destacables en la sociedad?


Me faltaría espacio para destacar la labor de muchas mujeres que son sobresalientes en lo que hacen. A diario estoy en contacto con muchas de ellas en Twitter y otras redes, y no se puede negar su nivel de intelecto, su gran labor. Conocer sus actividades, ver la calidad de sus opiniones y puntos de vista, interactuar diariamente solo lleva a afirmar la pregunta de más arriba.


Desde pequeños sabemos, en realidad, que necesitamos el papel que la mujer desempeña. Y lo vamos reafirmando durante la niñez. La labor de una madre es impresionante. Siempre decimos que un padre es quien tradicionalmente se "mata" trabajando para traer el sustento a la casa. Pero visto con los ojos correctos, la mujer con hijos cumple un trabajo más intenso y extenso, siendo nutricionista, enfermera, contadora, maestra, consejera y cuantos roles más que no parecemos notar en casa. Además, en la actualidad también sale de casa a estudiar, capacitarse, y luego a trabajar, situaciones que sabe afrontar notablemente. Como estudiante solían ser mis compañeras quienes iban por delante en desempeño, y sé de muchas que lograron avanzar mucho en lo laboral. Justamente en ese campo, que tal vez sea uno de los más cerrados hasta el día de hoy, muchísimas mujeres han demostrado su maestría para llevar adelante empresas, emprendimientos y proyectos.


En definitiva supongo que la mujer juega un gran papel en nuestra sociedad. No creo que haya que terminar despertando siempre la idea de que el hombre o la mujer esté más capacitada para... lo que sea. Es cierto que cada uno de los sexos tiene algo particular que aportar en la vida social. A veces olvidamos que la vida se complementa, no se compite. Tal vez olvidar ese principio es lo que nos frena a valorar a tantas mujeres de hoy.


Mis saludos hoy!



[Fotografía por: http://www.photorack.net/index.php]





Technorati : , , ,

Del.icio.us : , , ,

Sobre mi...

Mi nombre es Pablo Buydid. Soy profesor de informática en secundaria.

Trabajo en los colegios Biarritz de Maldonado, y Galileo Galilei de Piriápolis, además de liceos públicos.

Pueden encontrar más información sobre mi trabajo en mi página personal: www.pablobuydid.com

Popular Post

Blogger templates

Labels

- Copyright © Pablo Buydid:
notas abiertas -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -